Como reducir el efecto alérgico del polen

By | 19/04/2013

Como reducir el efecto alérgico del polen

Las flores y las plantas, a pesar de tener la facultad de embellecer favorablemente nuestro entorno, pueden ser un inconveniente para aquellas personas que son sensibles al polen, pues este es un elemento capaz de provocar molestias alergias y complicaciones como la rinitis y el asma.

Sin embargo, si eres alguien que disfruta de la jardinería, este no tiene porque ser un inconveniente necesariamente. Hay ciertas medidas que puedes llevar a cabo, si alguna persona que vive contigo, padece de alergia al polen.

Tan solo toma nota de las siguientes recomendaciones:

  • Mantén las ventanas de tu casa cerradas, con el fin de que las partículas de polen no se cuelen hacia el interior. Si hace mucho calor, puedes usar un sistema de aire acondicionado o instalar ventiladores, con los cuales lograrás refrescarte sin exponer a nadie a las alergias.
  • Coloca filtros anti-polen en lugares estratégicos. Son muy eficaces además de prácticos, y constituyen una gran solución.
  • Cuando vayas a secar la ropa, abstente de hacerlo en el jardín o cerca de él, si es que quieres que le el sol. El polen podría adherirse a la tela. En este caso, lo más recomendable es utilizar la máquina de secado o de ser posible, tender la ropa en un patio aparte del jardín.
  • Si alguien que padece de alergias tiene que salir por un motivo u otro al jardín, ten una mascara a mano para que pueda protegerse de las esporas.
  • También puedes hacer uso de purificadores para colocarlos en las habitaciones de tu hogar. Gracias a ellos, el ambiente se mantendrá limpio del polen que pudiera encontrarse flotando en el aire.

Con estos buenos consejos, te resultará muy fácil evadir complicaciones ocasionadas por las esporas de plantas y flores. Ya ves que no es tan complicado cuidar de la salud y de tu jardín al mismo tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *