Cuidados de la flor de nácar

By | 21/02/2014

Hoy en día es cada vez más frecuente encontrar en las casas flores de nácar, las cuales crecieron en su demanda, ya que se utilizan mucho en el cultivo de bonsáis pequeños; por lo que es muy importante, entregarles los mejores cuidados para que se mantengan sanas y puedan crecer de la mejor manera posible.

Flor de nacarDe modo que si tienes a esta linda flor de nácar en casa, debes prestar mucha atención a los siguientes consejos de jardinería:

  • Ubicación: la flor de nácar no debe estar expuesta directamente al sol, por lo que es ideal colocarla en un espacio en el que se tenga una buena sombra; además, es importante señalar que la temperatura mínima a la cual debe estar expuesta esta flor, es de 7 grados, de modo que es fundamental cuidarla en los meses de invierno.
  • Riego: la frecuencia del riego, variará dependiendo de la estación del año en la cual nos encontremos, ya que si estamos en invierno, lo aconsejable es regar de manera ligera el suelo y esperar a que este se seque para volver a hacerlo; además es importante destacar que el suelo debe estar ligeramente húmedo y no lleno de agua. Por otro lado, en los meses de verano, el riego se hace un poco más frecuente, pero siempre evitando ahogar la planta con tanta agua.
  • Poda: cuando decidimos plantar la flor de nácar, generalmente se ata su tallo a una caña, esto para que tenga un buen crecimiento; por lo que es bueno ir podando los brotes laterales, ya que se busca tener un tallo parecido a un tronco.
  • Abono: la flor de nácar necesita recibir abono y para esto, es que recomendamos que cada 15 días se realice este abono, desde su etapa de crecimiento, Para después disminuir la frecuencia, a solo una vez al mes.

Imagen de plantasvillor.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *