Teñir flores naturales

By | 07/08/2013

Teñir flores naturales

Esta vez hablaremos de como se pueden teñir flores naturales, un proceso que además de divertido puede ser muy útil para improvisar todo tipo de arreglos en eventos especiales o simplemente, darle un obsequio lindo y original a alguien. Las flores más comunes para este tipo de actividad, suelen ser las rosas y los claveles.

De modo que hoy vamos a ver dos procedimientos muy sencillos para realizar el teñido. El primero de ellos y que es más rápido, es a base de pintura en aerosol.

Para esto, necesitas conseguir pintura que sea especial para flores naturales, ya que la convencional puede no ser la más adecuada e incluso podría llegar a estropearlas. Este material lo consigues en tiendas para manualidades. Una vez que lo tengas listo, lo único que tienes que hacer es rociarlo encima de la flor, a una distancia de 20 cm. Sigue haciéndolo hasta obtener la intensidad deseada en el tono.

La segunda manera se realiza con anilinas, que son pinturas especialmente hechas para teñir flores naturales. Tienen una consistencia líquida y también las puedes comprar en establecimientos de manualidades.

Lo que tienes que hacer, es llenar un recipiente con agua y agregar unas gotas de anilina. La cantidad dependerá de que tan intenso requieras que quede el color. Una vez que hayas llevado esto a cabo, toma la flor y corta las hojas que puedan estar en la parte más baja del tallo. Esto facilitará su coloración.

Sumerge el tallo de la planta en el agua con anilina y espera a que la flor comience a teñirse. Si bien esta forma es más lenta que la anterior, con ella puedes conseguir un color parejo o degradado, dependiendo del tiempo en el que dejes tus flores. Después de esto, puedes tener la seguridad de que no van a perder el color.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *